Usa el ratón o las flechas para navegar

¿Cómo son las comuniones de 2021?

2020 ha sido un año terrible que tardaremos mucho tiempo en olvidar. Lo hemos pasado mal aunque no nos haya tocado de cerca ninguna desgracia familiar. El confinamiento fue una prueba de fuego para la mayoría de las familias y los que más dieron la talla fueron los peques de la casa, que aunque dieran algo de guerra se portaron como auténticos campeones en un momento de crisis global que ni siquiera entienden.

Los peques son los que mejor se han adaptado a todo

Seguro que algunas mamás y algunos papás que nos lean habrán tenido el problema de tener montada la comunión para mayo del año pasado y han visto cómo todo se ha tenido que cancelar. Algunas se pasaron al final del verano y os puedo asegurar que pasamos bastante frío según se acercaba octubre. Al menos los trajes y vestidos solo habrán requerido algún retoque, pero después de un año de estirón ¿a qué niño le vale la ropa del año pasado? Otro problema más, que las familias han solventado como han podido. Y no solo la ropa de los peques, ya que los mayores, los invitados, han tenido que descartar lo que tenían ya comprado en 2020.

El caso es que las comuniones han cambiado y, aunque esperamos que en 2022 la cosa vuelva a cierta normalidad, tanto el año pasado como este 2021 ha habido cambios sustanciales.

De entrada, los aforos son limitados, así que se está reduciendo el número de niños por comunión. En muchos casos están añadiendo días, pero lo más habitual es hacer dos tandas. Por ejemplo, una a las 11:00 y otra a las 12:00. Pero no solo eso. Los bancos están marcados para que no se siente la gente muy junta, bancos que además desinfectan y limpian entre comunión y comunión. También hay cosas que se han eliminado, como dar la paz, comulgar directamente sin coger la hostia con las manos. Otras se han modificado, como las ofrendas, que ya no vienen desde el fondo de la iglesia y se hace desde cerca del altar. Tampoco hemos visto muchos coros, habiendo sido directamente eliminados en algunas parroquias.

En definitiva, las comuniones han cambiado sustancialmente, y la mayoría de cambios empeoran este día tan especial para los niños. Y esto es solo en la ceremonia, ya que en los restaurantes también hay reducciones de aforo y otro sin fin de medidas para paliar los riesgos de la pandemia. Esperamos que para 2022 volvamos a la normalidad y, sobre todo, que no falte nadie más. Porque por muchos cambios que haya que hacer, los peques han sabido adaptarse y volverán a hacerlo, pero si falta algún familiar no hay nada que podamos hacer para adaptarnos.

Si tienes necesidad de vídeo o fotografía para la comunión de tu hijo o hija, no dudes en contactar con nosotros. Todavía nos quedan algunas fechas libres. Es la única manera de tener un recuerdo precioso aunque sea de una época tan difícil.

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Copyrighted Image